jueves, 23 de junio de 2016

Una especie más que se extingue.

Todos los radioaficionados chilenos se han ido como extinguiendo lentamente con algunas muy contadas excepciones. Si, señor, habiendo una cantidad que anda por los 6K vigentes, es decir con licencia al día, podemos estimar que no más de un 2,5 % circula por las bandas, o se pega en la banda, optimamente 40 o 10 M. Esto habla de unos 150 radioaficionados aproximadamente que se atreven a encender su transceiver y operar, fonía, cw, alguno que otro modo digital, incluyendo wspr. El fenómeno es que casi siempre son (somos) los mismos para cada uno de estos modos, los mismos haciendo cw, los mismos en 10 o 40 metros, los mismos participando en los contests. Los mismos hablando lo mismo un millón de veces, a mi me da un poco de pena esta situación y pienso que a muchos otros les debe pasar de igual manera.

Opuestamente al comportamiento del sol (ciclo 24 finalizando) se opinan sandeces de tamaño extraordinario, poco se sabe realmente de la autentica propagación y de la real influencia que ejercen los acontecimientos solares en ella. Otros hablan y regañan contra la propagación aunque quizá malamente basados ya que como no escuchan estaciones en los 40 m, por ejemplo, suponen erróneamente que las condiciones no funcionan. La verdad es que no es tanto así, puesto que muchas veces no se escuchan estaciones CE pero sí se escuchan estaciones LU, PY, CX, ZP, etc. Claro esto no siempre es igual, es decir algunos días habrá más o habrá menos propagación, hay que recordar que los cambios estacionales también influyen y que los fenómenos relacionados con la propagación no son ni matemáticos ni tampoco obedecen a reglas muy específicas, es más, son tan variables como es el clima atmosférico, aunque de vez en cuando marcan alguna tendencia que luego se desvanece.
Ya en el ocaso del ciclo solar 24, podemos decir con seguridad que las frecuencias a partir de los 10 Mhz tienen poco que aportar a la propagación, la explicación tiende a parecerse a los dos metros o mayores frecuencias cuyas ondas pasan de largo a través de la ionosfera simplemente por su ancho de banda tan pequeño. Un poco diferente es la tendencia en frecuencias bajo los 10 Mhz, claro que como siempre lo que en estos lados manda es la buena antena, una yagi de dos elementos hace ver las cosas completamente diferentes, aunque esa misma yagi en 15M no sirva de mucho en épocas de baja propagación.


  


Voacap Prediction servirá bastante para darse cuenta de como van las cosas